En la tarde del sábado 26 de septiembre, en el marco de la Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado, nos reunimos varios grupos de personas telemáticamente para compartir la reflexión de Amaya Valcarcel en torno a los Desplazados Internos. Fueron 17 los puntos de conexión, tanto desde parroquias, como desde domicilios particulares. La Parroquia Ntra. Sra. de la Almudena de Benidorm nos acogió para este encuentro y puso a nuestro alcance todos los medios tecnológicos para que el evento pudiera realizarse.

El tema de los Desplazados Internos es una realidad que el Papa Francisco ha puesto sobre la mesa en su mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado que se ha celebrado este fin de semana. Con ese motivo, y en el marco de esta Jornada, convocamos desde el Secretariado Diocesano de Migración un Webinar sobre el tema acompañados de Amaya Valcarcel, abogada española de refugiados y coordinadora de políticas del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) que, en la actualidad, trabaja en la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, una sección dirigida personalmente por el Papa Francisco para garantizar que aquellos que se ven obligados a huir no queden excluidos o dejados atrás.

Siguiendo el lema de la Jornada, “como Jesucristo, obligados a huir”, Amaya nos presento la realidad de muchas personas que se ven obligadas a salir de sus lugares de residencia, en la mayoría de los casos por motivos de guerras, violencia y persecución y también por otros fenómenos climáticos. Nos habló, en concreto aquí en Europa, de Siria, y también de Colombia, como los lugares donde hay más desplazados internos. Profundizó en esta figura y en su vulnerabilidad, ya que todavía no hay un status jurídico que la reconozca y los países no se ocupan lo suficiente de su protección, de ahí que sean una realidad bastante invisibilizada de cara a la sociedad. Y nos invitó a acercarnos a ella a través de un video en el que el Papa Francisco explica una de las parejas de verbos que nos ha propuesto en su mensaje para esta Jornada: conocer para comprender (“Como Jesucristo, obligados a huir”: Conocer para comprender).

Finalmente, Amaya nos animó a seguir con esta tarea apoyándonos en las Orientaciones Pastorales sobre Desplazados Internos, publicadas desde la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el servicio del Desarrollo Humano Integral. También nos habló de la situación que se está viviendo en el campo de refugiados de Mória, en la Isla Griega de Lesbos, agravada por el reciente incendio que ha dejado a estas personas en la más absoluta desprotección, y nos recordó la petición de tres Cardenales a los Obispos Europeos para “reubicar a los refugiados de Lesbos” que ya se hizo en Enero de 2020.

En el marco de este encuentro, se presentó también al nuevo grupo de agentes de pastoral de la Zona de Benidorm que se está poniendo en marcha, fruto del curso de agentes de pastoral de migraciones que se realizó en el primer semestre del año. A ellos y a los agentes de pastoral de las demás Vicarías que asistieron telemáticamente al encuentro, Amaya les invitó a trabajar en colaboración, a escuchar a los compañeros migrantes y a hacer incidencia en los medios de comunicación a través de maneras nuevas y atractivas.

Aquí os dejamos algunos momentos del encuentro: